Autor Tema: Joules Creep  (Leído 2550 veces)

Desconectado DaniDK

  • Airsofter
  • *
  • Mensajes: 1.184
Joules Creep
« en: Septiembre 14, 2018, 10:29:31 pm »
Segunda “entrada” de la enciclopedia de fundamentos físicos de la teoría avanzada del airsoft (todavía no sé muy bien cómo llamar a esto, pero ya sabéis de sobra por dónde voy y lo que se busca/espera de aquí). Hoy vamos a hablar del Joules Creep. Sé que ha habido jugadores y/o usuarios del foro (y de otros foros) que han estado bastante tiempo dudando si hacer un hilo sobre esto o no, y si no hablaban de esto era para no dar ideas/recursos a jugadores tramposos para seguir haciendo trampas. Pero creo que la mejor manera de combatir el hecho de que jugadores utilicen el Joules Creep (JC por abreviar, por si en algún momento de este hilo pongo la abreviatura, para que no os sorprendáis ni tampoco penséis que estoy haciendo referencia a un usuario de este foro) es sabiendo qué es y de dónde viene. Así, con suerte (o mejor dicho, voluntad) los jugadores y los campos podremos saber cómo detectarlo y “suprimir” a los jugadores que lo utilicen. Con esto no quiero decir que cualquier persona que tenga Joules Creep en su réplica sea un tramposo, también hay gente que, por desconocimiento, lo tiene. Esto también va dedicado a ellos, para que puedan eliminar dicho Joules Creep de su réplica.

También, uno de los detonantes clave para que haya decidido hablar del Joules Creep (y en una de las primeras entradas de nuestra “enciclopedia”) es la gran desinformación que viene por parte de los canales “de influencia” de airsoft en habla castellana. Como he dicho, considero que este es un tema del que TODOS LOS JUGADORES debemos tomar conciencia para evitar que se siga produciendo en nuestros campos.

Como siempre, vamos a definir lo que es el Joules Creep (por si alguien todavía no sabe de qué va el tema). Una definición sencilla sería:

“El Joules Creep es cuando tu réplica tiene mayor energía de proyectil en boca con proyectiles más pesados que con los proyectiles más ligeros.”

Este “hecho” o “efecto” se conoce desde hace relativamente poco tiempo (quien entiende de lo que podríamos llamar “airsoft técnico” llevará algún año conociendo esto, pero creo que a una gran parte del público general, este tema le será bastante nuevo), y es precisamente porque es un efecto que a priori parece contra-intuitivo.

La física clásica (la de las leyes de Newton y Maxwell) tenía el concepto de “masa inercial”, que es lo que comúnmente conocemos como “masa” (de un cuerpo). Menciono el concepto de “masa inercial” porque es, precisamente, su apellido el que nos guía a imaginarnos el proceso. Todos sabemos que cuesta más mover una caja de 5Kg que una de 50Kg porque esta última tiene mayor “inercia” a quedarse en reposo, y que, con el mismo empujón, la caja de 5Kg se moverá con mayor velocidad que la de 50Kg. Y todos pensábamos que nuestras AEG siempre daban ese “mismo empujón” cuando realizaban un ciclo de disparo, así que, las bolas más pesadas se deberían mover más despacio que las bolas más ligeras.
Las relaciones de volúmenes entre cilindro y cañón tenían algo muy importante que decir en todo esto cuando se juntan con la inercia del proyectil que queremos disparar.

La idea clave que con la que tenemos que quedarnos es que:
“Si tienes un volumen de aire mucho más grande que el volumen que tiene el cañón, cuando utilizas proyectiles ligeros (como sería el pase de crono con 0,20g), la bola puede salir del cañón antes de que se haya terminado de utilizar todo el aire que la empujaba, de manera que has ‘despreciado’ parte de la energía que produce tu réplica. Pero si ahora empleamos en la misma réplica proyectiles más pesados, al tener una mayor masa inercial, la bola tardará un poco más de tiempo en salir del cañón, de manera que aprovecha más todo el aire que la propulsa, obteniendo una mayor lectura de energía.”

De aquí obtenemos varias ideas claras a la hora de llevar esto a nuestras réplicas:
-Hay que tener muy en cuenta el peso de proyectil que vamos a emplear en la configuración de nuestra réplica.
-Hay que prestar atención a todo el tema de volumen de aire en el cilindro (su ventilación) y el volumen del cañón (tanto el factor de la longitud del cañón como el diámetro interno), pues de estos depende el factor de la aceleración de nuestros proyectiles.
-Hay que prestar especial atención a las réplicas de gas, especialmente a las pistolas (porque son las que más pueden engañar a nuestra intuición), pues el sistema de las réplicas de gas puede suponer un gran volumen de aire equivalente en el cilindro de una AEG. En el final de esta entrada matizaremos este pequeño detalle.

Entonces, ¿qué “ventajas” tiene el Joules Creep a la hora de jugar?
Con esta pregunta entrecomillada quiero dejar claro que el Joules Creep SIEMPRE es trampa y atenta contra dos de los pilares fundamentales de nuestro hobby: la seguridad de todos los participantes y la honestidad de estos. Simplemente quería expresar de alguna manera que el Joules Creep, desde el punto de vista físico (no el jugable) tiene ventajas en cuanto a rendimiento de las réplicas. Pero insisto, esta “mejora de rendimiento” ESTÁ FUERA DE LA LEGALIDAD (por lo general, de las normas típicas de las partidas, pero hay algunos casos en los que la réplica puede estar fuera de la propia ley. Como bien sabemos, la energía máxima que nuestras réplicas pueden disparar es de 3,5J*, y existen jugadores que emplean sus réplicas con una energía superior a estos 3,5J)

*considero interesante hacer aquí un apunte con respecto a la limitación “por encima” que tenemos. Hemos dicho que la energía límite a la que pueden disparar nuestras réplicas es de 3,5J, pero también hay una limitación sobre la masa máxima de proyectil que podemos disparar: 0,45g. De manera que cualquier réplica que, o bien dispare a más de 3,5J, o bien emplee proyectiles de masa superior a 0,45g, están fuera de la legalidad de nuestro país.

Como hemos visto al principio, las bolas más pesadas tienen mayor masa inercial, y por tanto, tienen mayor inercia. Igual que se necesita un poco más para “acelerarlas”, también se necesita un poco más para frenarlas. (Espero que sobre decir que frenar es aplicar una aceleración negativa a estas alturas). De manera que conservan mejor su energía, pues el aire (y cualquier fluido) ofrece una fuerza de resistencia a que cualquier cuerpo se desplace a través de él, la conocida como fuerza de arrastre.

Para dicha fuerza, las únicas variables que vienen en nuestros proyectiles son la forma (dimensiones, geometría, etc., que para el caso las podemos considerar aquí como constantes o despreciar esto, ya que todas nuestros proyectiles son cuerpos esféricos de 6mm de diámetro) y la velocidad de desplazamiento (la velocidad lineal, si recordáis de la entrada anterior del Efecto Magnus). De manera que la masa del proyectil es indiferente para esta fuerza de resistencia.

Además, tenemos que recordar por la conocidísima Segunda Ley de Newton (venga, va, esta sí que os la sabéis todos, ¿no?) que viene a decir que, cuanta mayor masa tiene un cuerpo, mayor fuerza se le tiene que aplicar para que se obtenga el mismo efecto. O dicho de otra manera, como en el caso del JC la bola es más masiva, ésta sentirá menos la influencia de esta fuerza de arrastre, por lo que disminuirá menos la velocidad en su vuelo que las bolas ligeras.

Esto implica que la “distancia de seguridad” se debería de aumentar para que siga siendo “de seguridad” (evitar que acabes tú o un compañero con una bola incrustada en la piel).

De manera que, si conseguimos que el proyectil se desplace con una velocidad lineal más “constante” a lo largo de su vuelo que con proyectiles ligeros, junto con haber imprimido un spin adecuado (el hop-up), obtenemos que claramente nuestras bolas vuelan muchísimo mejor.

Otra ventaja que nos proporciona la física del Joules Creep es el hecho de que necesitamos “menos muelle” para acelerar la bola. Esto es aplicable a las réplicas AEG y de muelle, tanto fusiles como tirador selecto y cerrojo (sniper para quienes les guste esta manera de nombrarlo). Y aquí me gustaría remarcar que hay que ser muy consciente de lo que se está haciendo, controlar el Joules Creep para que quede dentro de la normativa (y por extensión, de la legalidad). Esto puede “chocar” con lo que dije unos párrafos más arriba de que “el Joules Creep es siempre malo”, pero esto viene de que considero que el “Joules Creep” como tal es cuando la réplica dispara con una energía superior a la que la normativa de la partida le permite, mientras que esto que menciono aquí más reciente lo he llamado “la física del Joules Creep” (o también lo podía haber llamado “los principios fundamentales del JC”, o “la base del JC”, o cualquier posible sinónimo), pues hablo de aplicar la idea física que fundamenta el Joules Creep para que la réplica esté siempre dentro de la normativa y a su vez permite aplicar menor estrés mecánico a la misma.
Así que, por favor, tened muy en cuenta todos los pesos de bola cuando vayáis a tocar una réplica y aseguraos que siempre se encuentra por debajo de la energía máxima permitida para el rol o por el campo al que vayáis a jugar. Lo primero es la seguridad de todos los jugadores.

Ahora me gustaría hacer mención a un asunto un tanto preocupante que viene de la mano con este tema: las pistolas GBB.
Últimamente se está poniendo muy de moda el preparar nuestras pistolas (réplicas secundarias, importante esto) para que sean capaces de dar un gran vuelo de la bola y que sean capaces de aplicar el momento angular suficiente como para emplear bolas de gramaje alto. Y esto es algo que da mucho miedo. Prácticamente aquí es uno de los sitios donde más Joules Creep se esconde.

A lo largo de esta entrada hemos hablado de volúmenes de aire, relaciones de volumen, etc. todo ello desde el prisma de visión de las réplicas AEG o las de muelle, pues todos sabemos cómo es su mecanismo y cómo funcionan. Pero, ¿qué pasa con las réplicas de gas? Y por extensión a las HPA. Pues bien, se podría considerar (para simplificar y abreviar) que las réplicas de gas tienen un “volumen de cilindro” muchísimo superior al de un cilindro de AEG, de manera que tienen el potencial de acelerar bolas de masas altas sin que aparentemente lo parezca.
Aunque esto existe en cualquier réplica de gas y HPA, pero considero que es de vital importancia hablar de las pistolas, pues, como hemos mencionado, son “réplicas secundarias”. Están pensadas para ser usadas en situaciones en las cuales no se puede emplear la réplica primaria (ya sea por motivos de seguridad hacia el resto de jugadores, como suele ser, o también porque la réplica primaria es demasiado “engorrosa” de manejar en cierta situación, por lo que es más sencillo emplear la secundaria. Aunque esto último suele ir de la mano con lo primero), y por tanto, es para usarse a distancias muy cortas y próximas. Es aquí donde es muchísimo más urgente (más aún que en el caso de las primarias) suprimir cualquier posibilidad de poner en peligro la seguridad y la integridad de cualquier jugador. E irónicamente, con las modas actuales es donde más riesgo hay de salir con alguna “herida”.

Gracias a ese “a ver quién la tiene más gorda”, tenemos una búsqueda de un rendimiento “extremo” de nuestras réplicas secundarias que obtiene, espero que por desconocimiento de causa, un peligrosísimo Joules Creep.
Otros usuarios de este foro ya han hecho cálculos sobre la configuración óptima y a la vez segura para nuestras réplicas secundarias. Personalmente opino (opino, no lo digo como dogma o verdad absoluta) que habría que utilizar como máximo proyectiles de 0,25g en nuestras réplicas secundarias. Con ello evitaríamos hacer más daño de la cuenta.

Desde aquí me gustaría pedir a algún compañero que realice unas pruebas con una pistola cualquiera. Empleando un método correcto: en una misma mañana (o tarde), con la misma pistola y el mismo gas (y empezando cada prueba de crono con el cargador lleno de gas) vaya realizando unas mediciones con crono con todos los posibles pesos de bola. Desde 0,20 hasta 0,45. Tome todos los datos obtenidos, tanto los fps como los julios, y posteriormente con dichos datos se representen en una gráfica. Tal vez con dichos resultados alguno que otro se sorprenda de todo el “poder oculto” que tienen dichas réplicas secundarias.

Y sí, las réplicas primarias de gas y las de HPA también son susceptibles a esto mismo, pero como bien he dicho, me parecía prioritario hablar concienzudamente de las secundarias por motivos de seguridad.

Y ahora, ya para concluir, hablemos brevemente sobre qué sería lo que se debería hacer en los campos:
Medir en “fps” es algo ya anticuado. Y de hecho, me parece irónico que hay jugadores que argumentan que “el airsoft evoluciona” y que al mismo tiempo se enroquen en medir en fps. Las mediciones en fps eran útiles cuando los proyectiles eran, la mayoría, “ligeros” (es decir, 0,28 o inferior). En esas situaciones, la ganancia de energía es casi insignificante en comparación con los proyectiles más masivos (de 0,35 en adelante). Pero hoy en día no es muy raro encontrar réplicas secundarias a las que se ponen proyectiles de 0,28, réplicas primarias con 0,35 para roles de fusilero...
Esto de poner dichos proyectiles para réplicas de fusilero no es malo, al menos, hasta cierto punto. Pero sí es importante tener en cuenta dicha ganancia de energía que se va a obtener. Por tanto, lo que se debería hacer en los campos para obtener un juego “sano” y seguro (además de legal, como en algunos casos que hemos comentado) es tan simple como pasar crono con los proyectiles con los que se va a jugar y mirar si la energía de dichos proyectiles es inferior al máximo permitido por el rol para esa partida. Prestando especial atención a las réplicas de gas, HPA y con cilindros de gran tamaño. Pero pasando por el mismo rasero a todas por igual. Si la réplica genera una energía superior a lo máximo permitido, esa réplica se queda en el maletero.

Como he intentado decir por activa y por pasiva a lo largo de esta entrada: “por favor, la seguridad ante todo.”



Desde aquí me gustaría pedir disculpas por todo el tiempo que he tardado en redactar esta entrada. Debido a una extraña mezcla de: motivos personales que apenas me permitían estar cerca del ordenador para sentarme a escribir y las ganas de querer generar un contenido de calidad, que sirva para educar de manera positiva a cualquier posible jugador y que a su vez fuese suficientemente claro como para apenas generar dudas al público. Dicha mezcla es la responsable de que haya tardo casi tres semanas más de lo esperado.

Un saludo
DaniDK.