Autor Tema: LAS ARMAS CORTAS DELA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL.  (Leído 6995 veces)

Desconectado Bagus

  • Novato
  • Mensajes: 81
  • Karma: +0/-0
Re:LAS ARMAS CORTAS DELA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL.
« Respuesta #45 en: Abril 03, 2019, 01:47:31 pm »
En 1921 el Ejército Español declaró "de necesaria uniformidad" la pistola Astra 400 de la marca Astra Unceta.
La 400 es una pistola de peculiar estética por la forma de su corredera y de la parte alta del armazón que completan un cilindro ennel que la.parte delantera tiene menor diametro que la posterior. Estas formas le granjearon el sobrenombre de "puro".

Es una pistola grande y pesada, aunque aún en linea con otras coetáneas como la 1911. Dispara un cartucho potente de 9x23 conocido en España como 9 Largo y tenía la particularidad de funcionar sin ningún tipo de acerrojamiento. Lo hacia por simple accionamiento de masas opuestas, lo que la convirtió en la única pistola de un calibre potente que funciona así. Este modo de funcionamiento obligó a que la corredera de la 400 fuera pesada y a su vez su muelle de recuperación fuera de una tensión considerable. Todo ello se complementaba con un pequeño resorte bajo la recámara, cuya función era retrasar la apertura de retrasar la carrera hacia atrás de la corredera el tiempo suficiente para aprovechar bien la expansión de los gases del disparo. El muelle de recuperación se situó alrededor del cañón, lo que daba al arma una altura muy contenida del conjunto de la corredera.
En lo práctico, era un arma de retoceso potente, aunque no demasiado viloento gracias a la masa generosa del arma y al fuerte muelle de recuperación.  El sistema de funcionamiento otorgaba a la pistola una robusted considerable y de desarme básico sencillo. Pero esto a la vez, hacia que la maniobra de tirar de la corredera para armar el martillo oculto y conducir el primer cartucho a la recámara, necesitara de una fuerza supeeior a la habitual en otras armas cortas.
Por lo demás, el cargador albergaba 8 cartuchos y el seguro manual se acxionaba mediante una palanca en la parte delantera alta de la empuñadura.

Esta Astra 400 llamó la atención de la Kriegsmarine que, con cargo a la xeuda de guerra que España había contraido, adquirió algunas unidades y lo propio hizo la Lufwaffe con un modelo más pequeño y de menor calibre: la Astra 300.

La efectividad, resistencia y sencillez de la Astra 400 también debieron impresionar a la Wehrmacht, que en 1943 encargó a Astra Unceta la fabricación de esta pistola con algunas especificaciones adaptadas a sus estándares. Así nació la Astra 600 cuya denominación oficial fue 600/43 en Alemania.
La Astra 600 era una 400 recamarada al cartucho reglamentario alemán de 9 mm Parabellum, con una pequeña modificación en la forma de la palanca del seguro y casi 2 cm más corta.

La Wehrmacht encargó y pagó 40.000 pistolas Astra 600, de las que unas 10.500 fueron entregadas hasta 1944 en la Francia ocupada.
28.000 armas quedaban por entregar cuando los alemanes se vieron obligados a iniciar su retirada del Sur de Francia por la presión de los aliados desde La Normandia. Estas armas se almacenaron en Burgos hasta que el final de ka guerra permitió completar la entrega del pedido. Estas armas entregadas en la Postguerra fueron utilizadas por la policia de Alemania Occidental. Hasta 31.500 pistolas llegaron con esta entrega a Alemania, que finalmente adquirió un total de 42.000.
En total se fabricaron 49.000 de estas pistolas, las 7.000 restantes se destinaron al uso civil en España y a los lotes que adquirieron Portugal, Chile, Turquía y Jordania.

Desconectado Bagus

  • Novato
  • Mensajes: 81
  • Karma: +0/-0
Re:LAS ARMAS CORTAS DELA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL.
« Respuesta #46 en: Abril 04, 2019, 09:12:33 am »
Algunas de las armas que se mencionan en los comentarios anteriores aún siguen fabricandose. Algunas por la marca original y otras bajo licencia por otros fabricantes.
Algunas de estas pistolas aún en producción están destinadas a colecconistas, amantes de las armas historicas o a los simplemente nostálgicos, pero otras siguen siendo armas de plena operatividad e incluso reglamentarias en algunas partes del mundo.
Otras que nisiquiera se fabrican, aparecen todavía acá o allá en conflictos en los que suelen estar involucradas fuerzas irregulares. Somalia o Siria son algunos ejemplos.

Todo esto nos da una idea de lo que la primera mitad del siglo XX dió de sí en materia de armas.

Desconectado Bagus

  • Novato
  • Mensajes: 81
  • Karma: +0/-0
Re:LAS ARMAS CORTAS DELA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL.
« Respuesta #47 en: Abril 10, 2019, 10:57:02 am »
Por completar las curiosidades sobre las armas cortas y la Segunda Guerra Mundial, os contaré lo que sé de algunos de los personajes destacados y sus armas cortas.

Los revolveres Colt SAA de Patton so de los más conocidos de la época, pero para ser justos hay que contar que esos Colt eran una parte de la "escenografía" a la que el general era tan aficionado. En otras situaciones parece que Patton prefería llevar una Colt 1903 "Hammerless" que portaba en una sobaquera por encima del uniforme a la manera que lo hacian muchos otros oficiales de alto rango, para los que era el arma de ordenanza, como Bradley, por ejemplo.

Adolf Hitler tenía un gran aprecio por su Walther PPK que siempre llevaba encima, junto con otra Walther modelo 8 para la que se hacía confeccionar un bolsillo especial en sus americanas. Las memorias de Eva Braun refieren como Hitler contesto disparando su PPK a un atentado que ambos sufrieron durante un paseo en coche. Parece que esa PPK fue el arma con la que Hitler y Eva se suicidaron en el búnker de Berlín.
Stalin, pese a su encendida propaganda de las armas soviéticas, nunca se separaba de un S&W .357.
Ya había mencionado el gran aprecio que Churchill profesaba a su Mauser C-96 de la que en más de una ocasión dijo que le debía la vida.
Heydrich, el "Carnicero de Praga" era un enamorado de la P 08 con la que hizo varios disparos durante el atentado que le costaría la vida.
Otro caso curioso es el de Herman Goering, muy aficiomado a las armas de las que parece que poseía una gran cantidad. El lider de la Luftwaffe, tenía una especial predilección por un revolver S&W New Service .38 s que había adquirido en los turbulentos tiempos de La Republica de Weimar y con el que más de una vez había -según decia- defendido su vida. Ese revolver era un habitual al costado de sus desmedidos uniformes. Se decía que Goering era el único al que Hitler permitía lucir un arma extranjera en su presencia. Otra de las armas muy conocidas de Goering era una PPK chapada en oro y profusamente adornada.